viernes, 11 de abril de 2008

Libros: Bestiario Medieval

Bestiario Medieval es el último libro del ciclo de lecturas sobre religiones y mitología que me autoimpuse. El libro reune relatos sobre los diversos animales que habitaron el universo medieval, los cuales han sido obtenidos de distintos bestiarios de la época (Physiologus) y otras fuentes de la antigüedad (contenidas en la abundante bibliografía citada por el autor). La obra está precedida por un estudio introductorio a cargo del autor, Ignacio Malaxecheverría, Doctor en Filología Francesa, quien además hizo la traducción de las fuentes que componen esta obra.

La introducción logra cabalmente su objetivo, esto es, presentarnos la atmósfera, el contexto que envuelve a dichos seres. El autor profesa una gran pasión por la edad media, la cual se manifiesta en sus palabras y en los juicios plasmados. Esta misma pasión es lo que lo lleva a atacar y romper el viejo esquema paradigmático del "despreciable y oscuro" medievo. El autor, por otra parte, no se queda corto en erudición y respalda sus afirmaciones tanto en investigaciones propias como en otros trabajos del genero. Hace gran hincapié en el uso del psicoanálisis como una herramienta de interpretación simbólica, esto porque el bestiario medieval así como la gran mayoría -sino toda- de la literatura de la época está embebida de un enorme simbolismo.

El método utilizado por el auto para el desarrollo de la obra es según sus propias palabras
"Siguiendo a grandes rasgos el método junguiano, tal como se manifiesta aplicado en Métamorphoses, el que preconizo será analógico, y lo menos posible deductivo, pues deducción es tautología: lo deducido, B, está implícito en la premisa, A. La analogía exige el carácter interdisciplinario de la investigación.
Por eso, en cada sección del Bestiario, se presentarían en primer lugar los textos medievales pertinentes según el tema que se va a tratar; y a continuación, los datos que la historia de las religiones, la mitología comparada, la antropología, las artes plásticas o la alquimia puedan aportar para esclarecer,a su luz, la doctrina medieval. La lectura, como se ve, sería plural y subordinada fundamentalmente a la interpretación del psicoanálisis junguiano, lo que no significa intentar un alegato para la defensa de las tesis de Jung -empresa sin sentido hoy- o un dócil acatamiento y piadosa recitación de axiomas del maestro. Cada vez que Jung resulte excesivo en sus conclusiones, hay que abandonarlo. El pansexualismo de Freud, su obsesión por Edipo, dejó necesariamente huellas en las ideas de Jung. Defiendo, pues, un método y una visión general del mundo psíquico; pero de ningún modo acepto todas y cada una de las interpretaciones de Jung, especialmente cuando caen en la visión freudiana, centrada en un "imperialismo" de lo sexual o en la primacía de lo edípico.(pág. 38)"
La descripcion de las bestias está divida en 5 partes, los 4 primeros referidos a los 4 elementos básicos: Bestiario Telúrico(tierra), acuático(agua), aéreo(aire), ígneo(fuego) y el último relativo a Mostruos e híbridos. El bestiario telúrico contiene a elefante, tigre, castor, lince y topo, león, pantera, buitre, simios, ciervos y Lagarto. Veamos que nos dice del castor:

"(...)es un animal que posee un miembro que encierra una medicina, y al que cazan para apoderarse de tal miembro. Huye tan aprisa como puede; pero cuando ve que ya no puede escapar de la persecución, tiene miedo de que lo maten. Y sin embargo, posee por su propia naturaleza tanto juicio que sabe perfectamente que sólo lo persiguen a causa de aquel órgano: aferra, pues, tal miembro con los dientes, lo arranca y lo deja caer en medio del camino; y cuando el cazador lo encuentra, deja ir al castor, pues no se le caza más que por eso.(pág.84)"
El resto de los bestiarios contiene a:
  • Bestiario acuático: ballena, pelícano, delfín, cisne, ostra, rémora y serra.
  • Bestiario Aéreo: águila, grifo, grulla, tórtola y perdiz.
  • Bestiario ígneo: fénix y salamandra.
  • Monstruos e híbridos: sirenas, centauros, cordero de Escitia, bernacha, unicornio, onagro, catoblepas, basilisco, comadreja y víbora, aptalops, hormiga-léon, centicora, manticora y hiena, dragón, afisbena y áspid, hipopótamo, hidra y cocodrilo.
Finalmente el libro termina con imágenes del bestiario de Oxford en donde aparecen algunas de las bestias descritas en el libro.

Elefante-Bestiario Telúrico

En lo personal este libro me encantó, lo maravilloso de los relatos bestiáricos, así como la desarrollada introducción del autor dejan completamente satisfecho el espíritu, al geist, no sin un dejo de añorar infantilmente un regreso al pasado.

En definitiva un libro bellísimo. Totalmente recomendable ;).

Bestiario Medieval, Ignacio Malaxecheverría, Ediciones Siruela, 3ra. edición 2002, ISBN 84-7844-455-6.

3 comentarios:

  1. Qué bestia!

    En La Diosa Blanca "historia comparada del mito poético", Robert Graves presenta no pocas bestias –reales y mitológicas– asociadas a significados en rituales o como atributos de culturas y deidades.

    ("disclaimer": pretender comprender ese libro es camisa de once varas para mi)

    ResponderEliminar
  2. enésima vez que me sacan a colación a Robert Graves.

    Parece que no sólo tendré que mirarlo en la librería, sino que tendré que comprarlo :D.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12:22 p.m.

    gran recomendación! gracias

    ResponderEliminar