lunes, 21 de enero de 2008

Libros:Guia de campo de las hadas y demás elfos


Este libro lo compré hace mucho tiempo y la verdad es que no me tenté inmediatamente de leerlo, como que algo me decía que debía esperar. Bueno el asunto es que cuando terminé de leer Vidas Paralelas el primer libro que en el que se fijó mi mirada fue este.

Esta obra, como su titulo reza, es una guia que describe una gran cantidad de criaturas élficas. Nos entrega detalles como personalidad, apariencia, habitat acompañados por diversos relatos en los que se manifiestan dichas características. Nos indica además como obtener o lograr de alguna forma la amistad con estos seres con tal de beneficiarnos, generalmente en forma de oro en abundancia o ayudando en los quehaceres del hogar. También nos entrega la forma de aplacar su ira cuando no hemos sido "buenos vecinos".
Cómo estudio es bastante amplio, la autora los clasificó en Elfos de la Luz, de la Oscuridad y de la Penumbra, este último es el que engloba la mayor cantidad de seres élficos.

Me pareció un libro bellísimo, la riqueza de relatos y de las descripciones de los elfos y hadas lo transforma en un libro no sólo interesante para el estudioso o aficionado a la mitología y folklore sino que muchos de ellos son una delicia para la imaginación infantil (y adulta también :D ).

Para ver si se entusiasman les voy a transcribir el capítulo dedicado a los elfos de los árboles:

Elfos de los Árboles.

Un refrán de Somerset dice: Ellum do grieve, Oak do hate, Willow do walk, if Yew travels late.
No se refiere a los árboles, sino a los elfos que los habitan. El olmo, el roble, el sauce y el tejo son los hogares de los elfos, así como el pinabeto, el acebo, el pino, el fresno, el cerezo, el laurel, el nogal, el manzano, el abedul y el cipres. Como el elfo nace directamente del árbol, toma sus características. Por ejemplo, el Bodach na Croibe Moire se describe como un ancianito muy fuerte tan nudoso y robusto como su pariente el roble. "La de la mano blanca" es una flaca mujer blanca nacida del abedul. Pero aunque árboles son los hogares de los elfos, el saúco tiene sin duda la población élfica más alta. Los ejemplares con frutos son las casas de la Madre del Saúco, la Hyldeqvnid y Frau Holunder, mientras que los árboles machos dan cobijo a los genios masculinos que tienen bastante mal talante: el Puschkait prusiano y el Owd Lad inglés. Bajo las raíces del árbol viven multitud de pequeños elfos como los Kobolde alemanes, habitantes de los árboles, y los Barstukken y Markopolen rusos, que están bajo la supervisión de los Pushkait.
Debido a que las vidas de los elfos del saúco están ligadas a las de los árboles nativos, actúan siempre protegiéndoles. Siempres es más seguro pedirles permiso antes de cortar una rama o incluso de coger sus frutos. En Alemania, antes de arrancar una rama hay que decir en voz alta tres veces seguidas:"Frau Ellhorn, dame un poco de tu madera y yo te daré de la mía cuando crezca en el bosque" y , acto seguido, escupir tres veces. Las consecuencias de maltratar un saúco, de romperle una rama sin permiso o de cortar un árbol son siempre muy serias. Las Madres del Saúco y los Padres del Saúco tiene varios medios de vengarse. La persona que derriba el árbol pierde la vista o la salud, o como en la mayoría de los casos, sus hijos, sus vacas o sus gallinas sufren las consecuencias.
Si esto ocurre, sólo hay un medio de acción:ofrendas y ensalmos para el árbol afectado. Cuando un niño enferma debido a la furia del elfo del saúco, hay que ofrecer lana y pan al árbol y luego dirigirse a él con esta palabras: "A vosotros, hombres saúco y mujeres saúco, aquí os traigo alg que hilar, y algo de comer. Comed e hilad, y olvidad a mi hijo", En muchos casos, los elfos se distraen y dejan en paz al niño.

Identificación:Los Elfos de los Árboles varían considerablemente en forma y tamaño, también en sexo y en vestido, de acuerdo con la naturaleza de su padre árbol y la severidad del clima.

Hábitat: Los genios de los árboles se conocen en todo el mundo, y Europa no es ninguna excepción. Los lituanos, italianos, alemanes, finlandeses, daneses, ingleses, griegos, suecos, españoles, franceses, eslavos y polacos, todos cuentan con genios de los árboles nativos, ya sean llamados Bodach na Croibe Moire, Rhagana o Frau Elhorn.
Los elfos del saúco son los más conocidos en los paises germánicos y escandinavos, pero llegan más allá, hasta los Pirineos, y son también muy poderosos en Inglaterra y Gales.
Los elfos de los árboles prefieren árboles que den frutos, pero se sabe que viven también en otros árboles. Entre las muchas especies de elfos de los árboles hay que incluir al Boruta polaco, un genio del pinabeto, el Tuometar finlandés, elfo del cerezo, el Hongatar y el Kajatar, el Löfvisca, de Dinamarca, los genios del nogal en inglaterra, Melch Dick y Churn Milk Peg, el lascivo Rhagana y las Nereidas que viven en los árboles de Grecia.

Esta es la descripción que hace la autora de los Elfos de los Árboles, a continuación trasncribo los dos relatos que la autora incluyó sobre estos seres:

Un acomodado campesino de Derbyshire juró que toda la raíz de su prosperidad eran los tres árboles que había en una colina tras su casa. Cada año, la noche del solsticio de verano, el 21 de junio, subía a la colina y dejaba un ramo de prímulas al pie de cada árbol. Incluso en su lecho de muerte, el anciano recordó su deber hacia los tres árboles, o las tres damas verdes, como él las llamaba. "Hijos míos, no importa a qué os dediquéis, pero no os olvidéis de dejar prímulas al pie de las Damas Verdes cada junio. Os lo ruego, no lo olvidéis".
Los dos hijos mayores no quisieron oír su consejo. Consideraban que el anciano era supersticioso e ignorante y se creían muchos más hombres de lo que manifestarían si se oponían a coger flores. Pero el hijo menor era más obediente que sus hermanos. Aquel junio, subió pacientemente a la cima de la colina y dejó las prímulas al pie de cada árbol, como su padre les había dicho.
Pasaron muchos años, y cada año el hijo menor rendía homenaje a las Damas Verdes. Su obediente persistencia enfureció a los hermanos mayores. Aquel junio, uno tomó un hacha y cortó una Dama Verde. Murió al poco tiempo.
Al año siguiente, el segundo hermano también derribó otra Dama Verde. Al poco tiempo sólo quedó el hermano más joven con un árbol solo. Continuó sus peregrinaciones al único árbol, cada noche del solsticio, y por su paciencia fue premiado con salud y larga vida.

En Balla Koig, en la isla de Man, muchos saúcos habían sido derribados. Aquella noche se encontrarón los Feathag. Desde todos los rincones de la isla llegaron para rendir homenaje a los elfos muertos de los saúcos. La gente de la vecindad oyó silbar el viento entre la hierba y vio luces diminutas en las laderas de las colinas.
Toda la noche estuvieron los elfos llorando por sus amigos muertos. Tantos elfos acudieron que apenas había sitio para todos. Del sur, del Norte, del Este y del Oeste, y de todos los clanes y tribus. Empezaron a empujarse unos a otros. Pronto empezaron a insultarse, y luego desenvainaron las espadas. En medio del luto comenzaron a pelearse. Si los vecinos hubieran estado despiertos, habrían oído rugir el viento, habrían visto brillar las luces y habrían oído gritos apagados. Con el alba, los genios habían desaparecido. Cerca de los saúcos caídos la gente del pueblo encontró centenares de pulgares de los elfos, recuerdo de la batalla nocturna.

Bueno, esos son los los dos relatos de los Elfos de los Árboles, hay muchísimos de ellos de cada una uno de los elfos y hadas descritos, les recomiendo la lectura ;) .

Guia de campo de las Hadas y demás Elfos, Nancy Arrossmith, Editorial Alejandría (C) 2000. ISBN: 84-7651-639-8.

3 comentarios:

  1. Otro libro de la misma linea en mi blog:
    http://taquigrafiagrajica.blogspot.com/2010/01/acaso-folklorista.html

    ResponderEliminar
  2. HOLA, ¿ DE QUIEN ES LA PINTURA DE LA CARATULA? QUE ILUSTRA ESTE MARAVILLOSO LIBRO. GRACIAS!

    ResponderEliminar
  3. si algún día lo vendes... tienes compradora :)

    ResponderEliminar