miércoles, 9 de noviembre de 2011

Firefox: Las (des)ventajas de las constantes actualizaciones

Una de las razones por las que me gusta Firefox es la gran cantidad de extensiones disponibles. Google entendió eso y con Chrome ocurre lo mismo, de mejor forma incluso.

Lamentablemente en el último tiempo Firefox no me está gustando, principalmente porque los anuncios de mejor uso de memoria no pasaron más allá de ser buenas intenciones y -aunque suene extraño- los constantes cambios ("...la única constante es el cambiozzzzz...") de versiones me están apestando profundamente.  

Durante el 2011 Firefox pasó de la versión 4 a la 8 así que junten miedo porque aún nos quedan casi 2 meses para que termine el año.

De hecho, no soy el único apestado ya que Andy M desarrollador de Screengrab se aburrió y no continúo con el desarrollo y soporte de esta extensión, la cual permitía tomar capturas de la ventana del navegador.



El problema es que uso Firefox por costumbre y las costumbres son difíciles de erradicar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario