viernes, 23 de noviembre de 2007

Libros: La Ciudad Antigua

Si hay un libro que todo aficionado a la historia debe leer es "La ciudad antigua" de Fustel de Coulanges. Si bien es cierto es un libro extenso, su lectura es no sólo buena para alimentar nuestra erudición sino que además agrada enormemente al espíritu. El recorrido que hace Coulanges es alucinante, bellísimo con un lenguaje sutil cargada de esa hermosa erudición prístina. No es una tarea fácil, pero leyendo esta obra da la sensación de que a Coulanges no le fue difícil hacerlo.



La Ciudad Antigua nos habla de la evolución de la sociedad antigua y su organización religiosa, política y económica, nos habla de como un grupo de familias fue transformandose poco a poco en una ciudad con todo lo que ello conlleva. Coulanges atribuye como gen formador y sostenedor de la sociedad antigua a la religión.

Todo comienza con la primera etapa del mundo antiguo, cuando las diversas migraciones estaban de alguna manera más calmadas y los pueblos de la Europa mediterraneo se asentaban ya de forma casi definitiva. Aquí no había una conciencia de ciudad como un todo social, más bien se veía como la reunión de diversas familias, que eran el espacio en donde se desarrollaba el hombre.

La religión se presenta como el elemento unificador de la familia, recordemos que religión deriva del verbo latín religare que significa "unir, ligar", por lo tanto de ahí se comprende que la religión sostiene toda la estructura familiar. El conjunto de costumbres, preces, sacrificiós, festividades y otros que se hacían en honor de los antepasados fundadores de las familias, eran parte de la identidad de cada una de ellas. Toda acción, hábito o relación con otro estaba establecida por la religión y esto no debía ser quebrantado, de lo contrario podría tener efectos nefastos para la familia. La familia era dirigida por el hombre, el pater familia, pues él es el heredero y encargado de preservar dicho conjunto. Este conjunto de ordenamientos, costumbres, hábitos, en suma:la "identidad" familiar es lo que Coulanges llama gens. La dignidad y poder del pater familia se sostenía en la religión

Por otro lado, a pesar de este circulo familiar cerrado (Coulanges describe de mejor forma esta y otras etapas pero no entro en más detalles pues la idea es que lean el libro ;) )la familia se veía representada en la asamblea central por sus pater familia. Él daba su parecer con respecto a al ordenamiento de la comunidad.

Sin embargo, este mismo orden social generaba en si mismo su propia transformación, ya que la gens no consideraba a todos por igual, habían sectores sociales que quedaban al margen de esta estructura y que de a poco fueron aumentando en cantidad, generando presión a nivel religioso (no tenían una religión por lo tanto no tenía un elemento esencial de identidad)y a nivel político (no había participación política pues esta era tarea del pater familia). Los plebeyos son una ejemplo claro de esto. Aquí es donde podemos ver la generación de dos polos, el conservador que se resiste a perder su identidad, su gens, y por otro el revolucionario, que quiere cambiar el orden de las cosas en pos de una mayor justicia y participación. Diversos hitos marcan el desarrollo de esta revolución y aquí Coulanges nos llena de emoción pues relata los hecho de una manera tal, que es como si estuvieramos en presencia de ellos.

Presionado por estos cambios la sociedad se va abriendo, generando espacios de participación a quienes no lo tenían. Los "apartados" ya cuentan con el derecho legitimo a tener culto y por lo tanto comienza a gestar su propia identidad. Estos cambios también modifican la estrategia política y económica de cada civita. Expansiones, invasiones, guerras, tratados comerciales van en aumento. La religión poco a poco comienza a separarse del estado y este último comienza a regirse sólo por preceptos humanos con la consecuente inestabilidad. Pero la religión no sólo se separa del estado, sino que además, comienza a evolucionar desde sistemas cerrados a otros más abiertos y en donde pueden participar más personas. La rigidez que la había caracterizado en los primeros tiempos comienza a decaer. Aquí el cristianismo juega un papel fundamental en la transformación de la sociedad antigua, con su doctrina del amor al projimo derriba toda diferencia entre las personas y al mismo tiempo abre la puerta para que todos podamos adorar a un dios que nos ama a todos por igual.



Como dije anteriormente la mejor forma de comprender y maravillarnos con esto es leer La Ciudad Antigua. A proposito de esto, haciendo un paréntesis, me ha sorprendido la cantidad de visitas que se han generado a partir de busquedas en Google con frases como "resumen de Los Griegos", "resumen de Los Romanos", etc. Yo les digo ¡por favor! lean los libros no saben de lo que se pierden...

Terminando el paréntesis puedo decir que La Ciudad Antigua es una gran obra bella en la forma como en el contenido. Compré este libro hace unos 5 años atrás, pero no me dí el tiempo de leerlo completamente, sólo leí lo que necesitaba para el examen de historia antigua que debía rendir cuando era una aspirante a Historiador profesional. Ahora me doy cuenta de cuanto vale realmente esta obra.

Gracias Numa

15 comentarios:

  1. Tiene buena cara.
    Parte ya con estructura patriarcal? nada de los milenios de matriarcado anteriores?

    ResponderEliminar
  2. Nop, parte del patriarcado. Considera al mundo antiguo de la Europa Mediterránea cuando ya las migraciones estaban en descenso. Hay referencias también a la India, pero siempre en el plano comparativo (de hecho es EL método usado por Coulanges.
    El libro es bellísimo, recomiendo totalmente su lectura.

    ResponderEliminar
  3. Qué increíble y que bueno que el viejo, pero docto, texto de Numa Denis Fustel de Coulanges, que data de 1864, reviva, sobretodo hoy en que nadie lee y si lee, lee basura. Este libro es una obra magistral que, en medio de un positivismos a ultranza (de hecho fue muy criticado por la escuela alemana por ejemplo), se adelantó muchos decenios al establecer perspectivas que buscan todas las fuerzas motrices de las sociedades, no sólo las estructuras del poder político o la trama económica. Felicitaciones al selecto bloger... y en esta dirección puedes encontrar la edición original en francés (esa del libro que pones en la foto), si es que lees en este idioma y te interesahttp://classiques.uqac.ca/classiques/fustel_de_coulanges/cite_antique/cite_antique.html

    ResponderEliminar
  4. Gracias Villano por el aporte ;)

    ResponderEliminar
  5. La Ciudad Antigua, es un buen libro, debido a su fluida información histórica.

    Lamentablemente el autor sobre valora el papel de la religión en el desarrollo de las primeras ciudades, desconoce los conflictos entre familias, clanes o ciudades - estados. subestima el papel de la violencia en la hisotria, y da paso a una manera de ver el mundo por demás idílica.

    Es una mirada idílida, poética pero idílica, que no recurre a la vida real de los seres humanos reales.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo7:26 p.m.

    me quedaron unas dudas a resolver, me podria ayudar alguien:
    cuáles son según el autor, los Puntos débiles y los fuertes que tenía Roma para convertirse en Imperio.
    ¿Cómo se organiza institucionalmente el Imperio?
    y en cuanto al cristianismo cuales son sus influencias en el Imperio.
    desde ya muchas gracias.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo3:14 a.m.

    estoy de acuerdo que le da un valor tremendo a lo religioso. lo que yo rescato alli es que ciertos analisis del pasado, desde el cinismo no nos dejan percibir el funcionamiento real de la maquinaria religiosa una vez puesta en marcha. digo, la religion no era solamente usada de manera conciente como elemento de dominacion, tambien funcionaba como paradigma de lo real y modificaba las acciones concretas. ese nivel de comprension se lo debo a este libro.

    ResponderEliminar
  8. segun la macanicocuantificia,este texto es corelacionado directanente con aquel parlamento fisicomecanica del filosofo ghuervan

    ResponderEliminar
  9. Muy buena obra, lo leí alla por el 96, cuando como tu aspiraba a historiador, y me interesaba leer de todo: Piganiol, Rostovseff, Siglo XXI, etc, etc, etc.,..., luego, el revenque de la vida me ha golpeado sin cesar y no pude terminarla, tiempo después (mucho tiempo despues), logré mi cometido y la terminé, la cosa es que en mi trabajo utilizo a este autor en cada una de mis guías, para hacer referencia al PATRIMONIO -trabajo en un museo de ciencias naturales-, y hoy tengo como desafío hacer la historia de mi lugar de trabajo, no puedo no recurrir a Coulanges cuando se habla de patrimonio, y una vez mas lo hago. Es una obra fantastica!

    ResponderEliminar
  10. Anónimo10:32 p.m.

    muy bueno e interesante

    ResponderEliminar
  11. Anónimo12:59 p.m.

    su madre almenos dejen el resumen de este libro que es lo que estoy buscado sanganos
    por eso estamos como estamo todos es plata
    contraseñas para encontrar el libro cupelon

    ResponderEliminar
  12. Zángano (y no sangano) en la RAE.

    ¿Te es familiar el primer significado, lector de resúmenes?

    ResponderEliminar
  13. Anónimo9:20 p.m.

    Fustel es mi antepasado.. mi apellido es Corangues, cambio obviamente cuando franceses llegaron a mexico; por la pronunciacion se dio a entender corangues, se les hacia dificil pronunciarlo... curioso!

    ResponderEliminar
  14. Anónimo9:23 p.m.

    por cierto mi nombre es Mario A.G.Corangues. agreguenme en Face!

    ResponderEliminar
  15. Hola Jorge, hace poco ha caido en mis manos este libro,lo encontre entre una ruma de libros viejos, lo estoy leyendo y esta interesante,

    ResponderEliminar