miércoles, 25 de abril de 2007

Diarios de Cobain

A veces olvidamos qué es lo que somos, pensándolo bien, creo que constantemente...

El ser humano y la humanidad suenan extraños, ya la palabra se nos hace dificil de pronunciar, de recordar, de practicar. Cuántos de nosotros camina por la calle pensando en qué nos mueve a ser lo que somos, porqué hacemos determinadas cosas. La esencia de la humano radica en la conciencia de si mismo, de la voluntad de poder, de hacer, de pensar.

Repetidamente buscamos a alguien o algo que se haga cargo de nuestra humanidad: Dioses, héroes, ídolos no dan abasto con tanto trabajo. Nos dejan de lado, huyen velozmente de nuestro lado. No quieren hacer algo que no les corresponde (¿y quién no?), su papel es cualquiera, menos ser humano. Los humanos queremos ser cualquier cosa menos humano...

¿Qué sucede con aquellos que simplemente quieren ser humanos, nada más (pero para nada menos)? La masa los hunde entregándoles la responsabilidad de ser nuestras humanidades, de vivir nuestra vida. Sus vidas colapsan y la única forma de encontrar esa humanidad, esa vida que se aleja es con su estado contrario: la muerte.

Tuve la oportunidad de leer los Diarios de Kurt Cobain. Primero mi intención fue netamente voyeurista, morbosa, pero su lectura me obligaba a cambiar mi actitud... mi intención. Debía leer con calma, no buscando algo, sino que recibiendo algo ¿y qué fue lo que recibí? pues Humanidad.

Mis lazos con Nirvana vienen desde los 11 años, cuando mi conciencia tomaba conocimiento del mundo real, cuando ya la inocencia infantil se escondía para siempre en un cajón. Los escuché por primera vez en un concierto en Roma (uno de los más famosos) que dieron en la radio local. Sú música me maravilló. Los gritos desgarradores, la suciedad sincera del sonido me cautivaron profundamente. Pensé en ese momento "Esto es lo que estaba buscando". Desde ese día no dejé de escucharlos..

Su música me acompañó en diversos momentos, pubertad, adolescencia, vida adulta, en todos los matices, alegría, amor, pena frustración,odio , soledad..

Cobain más que músico, fue un poeta de la frustración, de la ironía, del desgano...escribía pensando en la humanidad y en todos sus giros, tendía a ser mas gris que claro, era obvio, su humanidad flameaba esos colores...

El exito continuamente nos atormenta contradictoriamente, queremos ser exitosos pero también no queremos serlo, la sociedad nos empuja a competir por fines ajenos, nos modela como un engranaje que tiene que ser funcional aparentemente para la sociedad, pero la verdad es que terminamos siendo funcionales para unos pocos.

Kurt Cobain quería ser exitoso musicalmente, pero la masa de fanáticos, las casas disqueras, los periodistas musicales lo transformaron en su mina de oro. Cobain se encontró con una gran masa de inhumanos ávidos de sensacionalismo, de figuración, del maldito dinero. Huyó de buscando la humanidad en si mismo encerrandose dentro de su mente. Pero no lo logró. Ya era una persona pública y debía abrir todos sus espacios, olvidar su humanidad.

Cobain no perdió definitivamentesu humanidad, él la encontró con el seco sonido de un disparo..

Jorge Andrade M.

2 comentarios:

  1. Primero, felicitarlo y animarlo a que siga subiendo entradas...
    Segundo, hablando de Cobain, vio la película "El año que cayo el punk"??...
    Y Tercero, como va la Editorial Libertad??...
    Saludos
    Bye.

    ResponderEliminar
  2. En el mismo orden:

    Primero: gracias
    Segundo: Gracias por el dato, le diste trabajo a emule...

    Tercero: Con Enrique estamos buscando la formula para que los dís tengan 48 horas y así tener tiempo para todo (trabajo, familia, intereses personales).

    Gracias por el post

    ResponderEliminar